Somos un conjunto de personas apasionadas, visionarias y comprometidas con la promoción y difusión turística, la conservación del ambiente y la generación de propuestas e ideas relacionadas con el turismo, educación, emprendimientos y proyectos; que generen el bienestar y progreso de la población en las ciudades, parroquias y recintos de nuestra querida y mega diversa provincia de El Oro. Somos profesionales que trabajamos sin relación alguna con ninguna agrupación o tienda política, ya que creemos firmemente que siempre existen alternativas más altruistas, transparentes y de servicio, que la tan mancillada y degradada política o politiquería que en más de una ocasión ofrece servir a sus mandantes, pero en muchas ocasiones solo termina sirviendo a los intereses de unos pocos.

EQUIPO DE TRABAJO:


 Gabriel.E.Peñarreta

Gabriel Fernando Eguiguren Peñarreta

Alegre, Optimista, Irreverente, Sincero, Emprendedor y Movido hacia la Acción…

Ante todo soy un ser humano en constante evolución, que año a año aprende y cambia, ya que incursiono constantemente en varios proyectos y áreas de conocimiento. Una persona con amplia experiencia e intereses, lo que me mantiene motivado, actualizado y apasionado en mi vida y en las actividades que realizo. Siempre he tratado de equilibrar mi vida para obtener un balance entre la alegría de vivir, el profesionalismo y la responsabilidad y aporte hacia la sociedad. El aporte honrado hacia la sociedad, los viajes, la fotografía, la difusión de mi país y la salsa; son algunas de mis pasiones, las cuales espero poderlas cultivar y practicar mientras Dios me de vida y salud.

“Quien no sabe de donde viene, no sabe a donde vá…”

Mi historia

Gabriel Eguiguren PeñarretaGracias a Dios tuve la dicha de nacer, en un hogar descendiente de una humilde pero honesta familia Piñasense. Mi madre Lena Mercedes Peñarreta Romero, es el vivo ejemplo de que con trabajo tesonero y honesto; excelencia, esfuerzo y superación, se puede obtener el bienestar económico en cualquier lugar donde nos desempeñemos. Así mismo tuve el honor y privilegio de que mi querida Abuela Materna: Rosita Amelia Romero Romero (), desde mis primeros años de vida, compartiera conmigo y mis hermanos largas temporadas en su sencilla casa ubicada en la Parroquia La Susaya de la ciudad de Piñas. En aquellas épocas casi no existían viviendas ni vehículos en el sector, por lo que mi infancia transcurría entre pichirilos, excursiones y paseos hacia Piñas grandes, travesuras y sobre todo juegos en los múltiples árboles frutales de la huerta de mis abuelos: Victor A. Peñarreta A. () y Rosita A. Romero R. () y en los de sus vecinos, donde que una que otra vez tomábamos una que otra fruta o caña de azúcar.

Con el advenimiento de la edad escolar, nos trasladamos hacia Quito para recibir nuestros primeros años de instrucción escolar (nótese que utilizo el término instrucción, ya que personalmente la educación únicamente se recibe en el hogar). Así transcurrían los años escolares en la ciudad de Quito, donde la mayor ilusión de mis hermanos y mía, era venir durante la gran mayoría de las vacaciones a la casa de mi abuelita Rosita en Piñas.
El contacto con Piñas tampoco se interrumpió durante mi adolescencia, normalmente veníamos en feriados, cumpleaños de mis abuelos, el santo de mi abuelita, en navidades o fin de año, donde compartíamos gratos momentos con mis tíos y tías, primos y primas, aprovechábamos estas ocasiones para juntarnos, ya que nos encontrábamos normalmente dispersos entre: Zaruma, Saraguro, Loja, Cuenca y Quito. Largas jornadas de una “pela de chancho”, de juegos de naipes como: casino, rumi, escala cuarenta; de alegrías y ocurrencias, y travesuras de mi abuelita: la persona con el espíritu más joven que he conocido, que lo mantuvo hasta el último de sus días. Mi abuelita “La mona” Rosita (hija de Andrés Romero Loayza y Teodora Romero Jaramillo), siempre hizo honor a su apodo familiar, teniendo como constante durante toda su vida la humildad y la generosidad, la alegría y el espíritu joven de vivir.

Ya cuando me encontraba cursando mi instrucción universitaria, me toco retornar a Piñas por un triste acontecimiento, el fallecimiento de mi muy querido tío Wilson A. Peñarreta Romero (). Al verano siguiente de su fallecimiento vine a cumplir un ofrecimiento de palabra póstumo que le había hecho a él, el verano anterior: “venir a Piñas unas vacaciones enteras”, ya que él me había comentado que me iba a encontrar con gente joven muy generosa, amable, sencilla y jovial, muy distinta a la que estaba acostumbrada en la fría y superficial ciudad de Quito. Desde esa época conocí a mis primeros amigos y amigas de la actualidad: Hernan Veduga, Fabian Peña, Mauricio Rivera, Paola Feijoo; por nombrar solo algunos nombres de excelentes personas con las cuales hasta el día de hoy conservo una sincera amistad.

Desde aquella época han transcurrido ya aproximadamente 18 años y he podido compartir varias experiencias con muchos grupos de amigos y amigas, que si me pongo a nombrar a todos correría el riesgo de omitir algún nombre por la fragilidad de mi memoria.

Gabo en KaféEcuadorHace 10 años, cansado del alocado ritmo de la superficial vida citadina en Quito, decidí crear KaféEcuador, mi primer emprendimiento personal, que realice en mi vida como profesional en el área de Ingeniería en Sistemas y Computación, el cual lo cree con el afán de traer a la “Orquídea de los Andes” el primer Cybercafé con tecnología satelital, video conferencias, cursos de capacitación de internet, redes sociales, etc.

Este pequeño pero emprendimiento también sirvió como palestra para incursionar como Maestro en la extensión de la Universidad Técnica de Machala, para la Facultad de Administración de Empresas, donde tuve el privilegio de enseñar y aprender durante un periodo lectivo con mis alumnos de cuarto y quinto año.

KaféEcuadorAdicionalmente como otro pequeño aporte hacia la juventud y sociedad, cuando propuse al entonces Rector del Instituto Tecnológico 8 de Noviembre: Licenciado Guiberto Jaramillo Crespo, que se impartiera a los alumnos de la especialidad Físico-Matemático la materia de: “Introducción a la Programación”, la propuesta fue acogida de manera inmediata; y tuve nuevamente el honor y privilegio de enseñar y aprender con la juventud, por el período de un quimestre con los alumnos de sexto curso de esta prestigiosa Institución. Hoy en día me da mucha satisfacción, que la gran mayoría de ellos a sus ya 25 años, son unos excelentes profesionales, los cuales siempre deberían recordar sus orígenes, y servir en algún momento de su vida, mientras más pronto mejor, a la ciudad que los vio nacer.

Hoy en día por el amor que siento por Piñas, he retornado con el afán de residir definitivamente en esta hermosa y particular ciudad, en la cual me siento a gusto por los valores que todavía se encuentran en la gran mayoría de sus habitantes: sencillez, hospitalidad, honradez, cordialidad y amabilidad; por nombrar solo algunos de esos valores característicos de su ciudadanía.

Como residente permanente pienso ayudar y contribuir a la sociedad con mi trabajo profesional honrado; con el conocimiento adquirido durante mis múltiples viajes y experiencias laborales a nivel nacional; con crítica constructiva, opinión y propuestas viables y oportunas hacia las autoridades de turno.

Como Humanista, tengo profunda fé en las capacidades de los seres humanos; también estoy completamente seguro que con el trabajo conjunto y solidario, se puede alcanzar una sociedad justa, donde la gran mayoría de personas puedan vivir con dignidad y alegría.

Atentamente, su servidor y amigo:

Gabriel Eguiguren Peñarreta

 “El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”. Winston Churchill

 Tatiana Rios Elizalde

Tatiana Yamilet Ríos Elizalde

Sonriente, responsable, carismática, graciosa, puntual y atenta.

Soy una mujer amante de la vida en todas sus formas, respeto y cuido a la naturaleza, trato de vivir en armonía con la que me rodea, quien me conoce, sabe que soy una persona totalmente sincera, me gusta decir todo lo que pienso, diría que soy transparente. También soy amante de la comunicación, de los libros y una de mis grandes pasiones es el baile.
Provengo de un hogar lleno de amor, y sobre todo unión, si alguien necesita ayuda o se siente mal, toda mi familia se preocupa y siempre estarán ahí para apoyar a cada uno de sus miembros.
Nací en la bella Orquídea de los Andes Piñas un 18 de septiembre de 1992, mi formación la realicé en la escuelita “Cristóbal Colón”, el colegio “Leovigildo Loayza Loayza” me formó en mi adolescencia y posteriormente viajé a la cuidad de Loja, donde estudié durante cuatro años mi carrera universitaria “Comunicación Social”, en la prestigiosa “Universidad Nacional de Loja”.
He retornado nuevamente a mi Piñas, buscó contribuir con mi ciudad en diversos proyectos, entre ellos relizar un programa radial, en el que informo y educo a personas sobre el ambiente y naturaleza, al igual que ingresar a laborar en esta gran página, buscando entregar información importante y trascendente sobre el turismo en la provincia de El Oro, por supuesto de la mano de una gran persona, Gabriel Eguiguren, quien me ha invitado a formar parte de este proyecto, de cual me siento orgullosa formar parte.

Atentamente,

Tatiana Ríos Elizalde

“No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas”. François Marie Arouet Voltaire