Consejos fáciles: Cómo reducir la contaminación desde casa

Como ya mucho hemos visto la contaminación ambiental está llegando a niveles críticos, y muchos son los culpables, empezando por las grandes empresas que crean productos peligrosos para la salud del ambiente y de las personas, también culpa de los gobiernos que poco a nada hacen para reducir los impactos, pero también es culpa de nosotros en calidad de habitantes del mundo que no contribuimos, pero si usted se pregunta qué puede hacer para ayudar, nosotros le entregamos consejos básicos y muy fáciles que debe tener en cuenta para ayudar al planeta a reducir la contaminación.

A pesar de que los mayores causantes de la contaminación son las empresas ya que crean necesidades innecesarias a las personas, obligándolas a adquirir productos peligrosos que generan impactos ambientales y sobre todo dependencia a quienes los usan, es decir a los consumidores.

Nosotros en calidad de ciudadanos comunes si bien es cierto no generamos tantos impactos como estas empresas, también colaboramos con pequeñas cosas a la destrucción, y más cuando sumamos los impactos que cada uno de los ciudadanos del mundo genera.

Pero luchar y terminar con esto es muy fácil, motivados por esta preocupación hemos reunido esta lista de consejos para que usted los conozca y así los pueda poner en práctica.

Cuando vayamos de compras:

  • Seleccionemos productos cuyos envases sean retornables o biodegradables.
  • Llevemos nuestras propias bolsas (así llevaremos menos plástico a casa)
  • No compremos productos en aerosol.
  • Antes de comprar un producto, hazte la pregunta si realmente lo necesitas. Cualquier consumo innecesario es en esencia antiecológico y antieconómico, ¿no lo crees?
  • Sé crítico con la publicidad. Mira las cualidades de los productos, no los sueños que te venden en la publicidad muchas veces engañosa.
  • Evita las latas de bebidas, vale más el envase que su contenido y apenas se recuperan. La energía necesaria para producir y transportar una lata equivale a la mitad del bote lleno de petróleo.
  • Evita los productos que recorren grandes distancias antes de llegar al consumidor. Da preferencia a las alternativas locales. No tiene sentido consumir miel chilena, cerveza mejicana o galletas danesas. Solo incrementas la huella ecológica que dejas en el planeta.

Cuando salimos de paseo:

  • Desconecta los aparatos eléctricos de la red cuando no están funcionando. Algunos aparatos (como televisores) siguen gastando hasta un 33% de la energía.
  • Rechaza los alimentos envasados en bandejas de poliestireno expandido (corcho blanco). Los productos no son mejores porque vengan envueltos en plástico.
  • Guarda los alimentos en la clásica fiambrera o tarros de cristal en lugar de envolverlos o taparlos con película de plástico o aluminio.

En casa:

  • Estudios recientes demuestran que el nivel de contaminación ambiental dentro del hogar es superior al del exterior, y esto se debe a los productos de limpieza e insecticidas que usan las amas de casa.
  • Limitar el uso de detergentes, una solución de vinagre o limón sirve para cerámica y vidrios y es desengrasante.
  • Para limpiar el baño utilizar una mezcla de bicarbonato de sodio y agua.
  • Apaguemos las luces que no utilizamos.
  • Prescinde de los electrodomésticos innecesarios como cepillos de dientes, abrelatas, cuchillos eléctricos, etc. Son más cómodos algunos pero ninguno se iguala al sentimiento de hacerlo manualmente y saber que ahorraste miles de kilogramos de gases contaminantes.
  • Usa bombillas LED que duran mucho más que las bombillas tradicionales y que inclusiva las fluorescentes. Son de bajo consumo de energía para dar la misma cantidad de luz, con lo cual se termina ahorrando dinero y colaborando con el medio ambiente.
  • Los ambientadores no eliminan los malos olores sino que desprenden otros más fuertes que nos impiden detectar los primeros. Que éstos sean legítimamente ecológicos, biodegradables y libres de químicos agresivos.
  • Evita usar productos agresivos: limpiahornos, lejía, etc., que impiden los procesos biológicos de depuración del agua. Nunca tires productos tóxicos, pintura o aceite de cocinar al desagüe.
  • No agobies a los niños con juguetes complejos que requieren baterías. Déjales jugar con su imaginación. Es mas sano y hasta les favorecerás con un mejor desarrollo cognitivo.
  • En muchas ciudades la calidad del agua de grifo es bastante buena, de serlo en tu ciudad toma el agua de ahí y evita el agua embotellada.
  • El agua que utilices en la preparación de alimentos puede ser almacenada para luego usarla en el riego de plantas.
  • Cierra el grifo al cepillarte los dientes. Ahorrarás entre 40 a 80 litros de agua cada mes.

Como podemos observar son detalles pequeños que no nos incomodarán nuestra vida sino más bien ayudarán incluso a reducir nuestras cuentas y por supuesto contribuirán a proteger la naturaleza.

Si tienes más ideas sobre cómo ayudar a nuestro planeta no te límites y déjanos tus comentarios.

REFERENTES:

http://blogs.deperu.com/eco/consejos-para-evitar-la-contaminacion-desde-casa/

http://www.natura-medioambiental.com/25-consejos-para-cuidar-el-medio-ambiente/

Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>